Busca en AL LORO

EN DEFENSA DE LOS VALORES DE IGUALDAD EN LAS INSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS.

 

Este Ateneo Republicano ha tenido conocimiento del debate suscitado a raíz del certamen de elección de damas de las fiestas de Puerto Real.

Tenemos el convencimiento de que este tipo de controversias públicas irán teniendo cada día menor espacio en la medida que avancen los valores de igualdad y se concreten en los hechos de la vida cotidiana.

En primer lugar queremos expresar nuestro más profundo respeto a la libertad de las personas que opinan de manera diferente a las que expresamos porque consideramos que nuestra postura crítica debe hacerse con fraternidad republicana y con el ánimo de situar cada acto en el lugar que le corresponde.

Pero una cosa es el debate social y otra la responsabilidad de las instituciones públicas electas en relación a esta materia, en los valores que promueve y que debe ir dirigida a eliminar los obstáculos que dificultan o ralentizan el camino a la igualdad. Así lo hemos expresado con claridad en ocasiones anteriores.

En cualquier caso, nuestro Ateneo no quiere ser observador pasivo de la evolución de los valores cívicos y en consecuencia deseamos hacer pública nuestra postura.

Las instituciones públicas no son lugar para certámenes en los que prima la atención a la belleza física.

No nos parece razonable que a estas alturas de la vida y de la evolución de nuestra sociedad las instituciones públicas sigan fomentando actividades que, como la selección de damas, promueven y premien una identidad de mujer centrada en la belleza física.

Las instituciones públicas no deben albergar actividades que discriminen por sexos.

Es más que cuestionable un certamen público en el que sólo pueden concurrir mujeres de determinadas edades y características; aspectos, todos ellos, que no contienen mérito personal alguno sino que dependen de la acción de la naturaleza y el paso del tiempo.

Consideramos que desde las organizaciones de la sociedad civil hay que valorar a las instituciones públicas que cumplan con su obligación de remover los obstáculos que dificultan la igualdad en todos los órdenes de la vida.

En consecuencia rechazamos que se invierta dedicación pública a este tipo de actividades que representan valores caducos y trasnochados, que reducen la identidad de la mujer, banalizan la acción política, frivolizan las expectativas de las jóvenes y las manipulan a cambio de una limitada satisfacción inmediata y unos instantes de brillo sin valor.

Finalmente, nos produce tristeza y una profunda rebeldía tener que estar insistiendo en estas cuestiones que ya deberían estar socialmente superadas, en fechas tan cercanas al 8 de marzo, en las que se reivindica la lucha que inició el camino hacia la libertad y la igualdad entre hombres y mujeres.

Ateneo Republicano de Puerto Real

© Puerto Real AL LORO
alvarezgarcía comunicación y publicidad   C. Ancha, 13 1º  11510 Puerto Real            Desarrollo web  www.gutix.es