Busca en AL LORO

Sobre la segunda y la tercera Repúbicas Españolas

Hoy conmemoramos el 90º aniversario de la Segunda República, el período en nuestra historia en el que ha habido más libertad pública e individual, menos privilegios para las élites reaccionarias y en el que la cultura floreció, la literatura tuvo una edad de plata, casi una segunda edad de oro de nuestras letras, con las generaciones del 98 y del 27 a flote, y con la construcción de escuelas y la formación de maestros y maestras bien remunerados. Con los métodos de enseñanza de la Institución Libre de Enseñanza, antes despreciada por la monarquía reaccionaria borbónica.  

La Segunda República es acusada por las derechas españolas derivadas de la dictadura como un régimen prosoviético. Nada más lejos de la realidad. Hubo un período de 2 años de gobierno de centroizquierda (1931-1933), varios gobiernos de derecha muy reaccionaria (1933-1936), el llamado trienio negro o reaccionario, y finalmente sólo 5 meses de gobierno de izquierdas, el Frente Popular, que no pudo hacer más que defenderse de la agresión del fascismo español, y que defendió la legalidad republicana hasta 1939.  

La Segunda República murió asesinada por las derechas fascistas en colaboración con las potencias fascistas del momento, Alemania e Italia, que enviaron tropas, aviones, barcos, tanques, camiones y todo tipo de material de
Representación de la República   guerra, junto con el petróleo tejano que compró a crédito el banquero y contrabandista mallorquín Juan March, el verdadero financiador de la sublevación y de la guerra en el lado franquista.

El bando republicano quedó en inferioridad desde el principio. Tuvieron el apoyo de los partidos de izquierda, pero sólo la ayuda de la URSS y de Méjico. La URSS envió petróleo, aviones, material de transporte y tanques. Pero en mucha menor proporción que los nazifascistas. Estaba más lejos y tenían que atravesar todo el Mediterráneo, que estaba infectado por la Armada Italiana, que hundió varios de los barcos soviéticos que traían material de guerra para la República. La Armada Italiana tenía bloqueados los puertos del Mediterráneo en poder de la República, dificultad añadida a la llegada del material soviético. Además la URSS no era todavía la potencia que llegó a ser tras la guerra mundial. La República tuvo que improvisar la formación de un Ejército Popular, ya que la mayoría del Ejército estaba sublevada, lo que no se consiguió mas que en Febrero de 1937. El papel fundamental en la formación de este Ejército lo dio el Partido Comunista desde su unidad, el quinto Regimiento.
Lo que sí tuvo la República fue la ayuda humana de todo el proletariado internacional. De todo el mundo y de todos los continentes, de todo tipo de razas, llegaron multitud de proletarios, más de la mitad de los cuáles eran comunistas enviados de manera organizada por la Internacional Comunista desde su sede en Moscú. Fueron las Brigadas Internacionales, que defendieron la República con su sangre. Casi la mitad de sus miembros murieron en combate o cogidos prisioneros y asesinados.
     
De forma que quedó claro quienes defendían la República, los partidos de izquierda. Los derechistas sólo son republicanos si les interesa. Ningún partido del trienio negro defendió a la República. Las democracias occidentales tampoco hicieron nada, amparándose en el Pacto de No Intervención, que las potencias fascistas no cumplieron.
La Segunda República nos enseñó varias cosas: Que la izquierda sólo gana cuando va unida y sus votantes votan en masa. Las elecciones de 1933 las ganó la derecha porque los anarquistas llamaron a los suyos a no votar y no votaron, y la izquierda fue desunida. En cambio, en las elecciones de 1936 la izquierda fue unida y los anarquistas votaron al Frente Popular.
 
La República siempre estuvo amenazada por los poderes fácticos, con el apoyo de los militares reaccionarios. Ya en 1932 hubo un intento de golpe de Estado dirigido por el general Sanjurjo junto con algunos generales, que fue desarticulado. Y en 1936 lo consiguieron a medias, pero ganaron la guerra.
El papel del Partido Comunista de España, que salió de la clandestinidad por segunda vez tras la instauración de la República jugó el papel más fundamental en conseguir la unidad de los partidos de izquierda y en la defensa de la República. Hoy día se llama confluencia al proceso de unidad de la izquierda. El Secretario General del PCE, José Díaz, habló ya en 1935 sobre la unidad de toda la izquierda en un mitin a favor del Frente Popular, y lo llamó Convergencia, que viene a ser lo mismo. Lo que demuestra que ya entonces el PCE llamaba a la unidad. Y cuando el coronel Casado dio en Madrid un golpe para obligar al gobierno de la República a rendirse, el único partido que siguió fiel a la República luchando hasta el final fue el PCE.  
 
 Los antecedentes de la segunda República son parecidos al momento actual. Los Borbones siempre fueron absolutistas, y cuando ya el absolutismo no se podía defender se hicieron constitucionales, pero con gran poder de decisión y con corrupción rampante favorecida por la corona, y con el apoyo de la aristocracia y de los militares reaccionarios. Ramón del Valle Inclán dijo: No hemos echado a Alfonso XIII por rey, sino por ladrón. Estaba implicado en negocios sucios durante la guerra de África junto con militares. Cuando se le iba a investigar apoyó el golpe del general Primo de Rivera y se libró. Pero cuando llegó la República, ante lo que se le venía encima, huyó de España como buen borbón, corrupto, ladrón y cobarde.  De lo que deducimos que, ante situaciones parecidas, se necesita una regeneración social total, y, tal como esa regeneración la hizo hace 90 años la Segunda República, ahora necesitamos otra República, la Tercera.

¡Abajo la monarquía borbonica corrupta!
¡Viva la tercera república, democrática y federal!
 

Puerto Real, 13 de Abril de 2021

PCE/PCA Puerto Real, Núcleo “Miguel Campos”

Lee aquí La Revista del Mes

COLECCIONABLES AL LORO

GUIA COMERCIAL Y DE SERVICIOS

   © Puerto Real AL LORO      
redaccion@puertorealloro.es
alvarezgarcía comunicación y publicidad   C. Ancha, 13 1º  11510 Puerto Real            Desarrollo web  www.gutix.es